El Gato de Schrödinger

Shahen Hacyan
El Gato de Schrödinger.
Micromegas Unam
México, 2000.

Para explicar su incursión en la literatura, con la novela El nombre de la rosa, el semiótico Umberto Eco afirmó que hay verdades que le están vedadas al discurso sabio, que no pasan por el ensayo ni el paper y que únicamente son expresables a través del arte.

¿Qué une y qué separa al mundo de los sujetos del de los objetos? ¿Hablan el uno del otro? Este es el nuevo juego que el filoso(fo) Shahen Hacyan, perverso y juguetón, se propone y nos propone, de la mano de su prosa cristalina, a través de las venturas y desventuras de ese insólito Apollimaire reencarnado en profesor de física, un siglo y un oceano de por medio.

La letra griega Psi, P, nos remite tanto a Bohr y su ecuación de onda, como a Freud y su noción del inconciente. A lo mejor hay ahí algo más que una simple coincidencia.