Su Nombre era Muerte

Rafael Bernal
Su Nombre era Muerte.
Jus
México, 1947.

Narra las aventuras de un alcohólico que se retira a la selva; cuando logra dejar el vicio sucede un fenómeno que cambia por completo su existencia: por medio de la observación y la experimentación descubre el lenguaje de los moscos. Siendo aún un misántropo empedernido, llega a imaginar que con la ayuda de los insectos dominará al mundo. Sin embargo, sus planes cambian a la llegada de unos expedicionarios y su enamoramiento de una mujer que forma parte de ellos, lo que lo conduce a reflexionar sobre su vida, acerca del hombre, y sobre dios.

Trágicamente mueren todos los expedicionarios, su amada, sus enemigos y él, bajo una nube de mosquitos, pero no antes de que el protagonista haya sembrado la semilla de la destrucción en la sociedad de los moscos, integrada por castas inamovibles, entre los insectos de menor jerarquía, a quienes enseñó el concepto cristiano de la igualdad de todos los seres ante el Ser Supremo y el vivir en consecuencia con tal idea en este mundo.