Querens

Pedro Castera
Querens.
México, 1890.

En su tesis doctoral, titulada Fantasy and Imagination in the Mexican Narrative (1974), el estudio más serio que se ha hecho hasta el presente sobre la ciencia ficción en México, Ross Larson sostuvo que la primera novela mexicana de ciencia ficción era Eugenia (Mérida, 1919), del médico psiquiátra Eduardo Urzaiz Rodríguez. Sin embargo, gracias a la advertencia de Alberto Chimal y Gabriel Trujillo, se descubrió que casi treinta años antes, en 1890, Pedro Castera había ya publicado, en la ciudad de México, la novela pionera de esta corriente en nuestro país: Querens. Debido a las afortunadas e incesantes pesquisas de Francisco Calleja, llegó a nosotros un ejemplar de esta obra sobe los experimentos de un científico que intenta, por medio de la hipnosis, conseguir que una hermosa mujer presa de un sonambulismo irreversible, copie sus sentimientos e inteligencia.