Rostro Infernal

Alfredo B. Crevenna
Rostro Infernal.
Estudios América
México, 1962.

El conde Brakovan posee la fórmula de la inmortalidad robada a Paracelso 400 años antes pero para seguir viviendo debe chupar el cerebro de seres humanos y como tiene el rostro deforme usa una máscara y lo ayudan los homúnculos, cuerpos sin voluntad de los científicos a los que descerebra. Es amante de la vedette Viki y secuestra a un pianista. El inspector Portillo investiga las desapariciones y sigue a Brankovan hasta la casa del profesor Robert, dónde el monstruo, ya con máscara, pasa por un colega. Ya en su laboratorio bebe el cerebro del pianista y de una investigadora. La vedette se pone celosa por otra mujer y Brankovan estrangula a una cantante que lo ama al confundirla con ella. La vedette lo delata a la policía y los homúnculos se golpean solos confundidos con la luz de cabaret. Brankovan se electrocuta en su laboratorio al ser sorprendido por la policía.

Se estrenó el 26 de abril de 1963 en los cines Sonora, Tlacopan e Hipódromo. Rostro infernal fue producida por Alfonso Rosas Priego de Estudios América. El guión es de Alfredo Ruanova. Con fotografía de Fernando Alvarez Gárces Colín y Raúl Domínguez como operador de cámara, música de Enrico Cabiati y edición de Federico Landeros y Germán Lannoy, editor de sonido de Lilia Lupercio. Aparecen en el reparto: Eric del Castillo, Rosa Carmina, Jaime Fernández, Elsa Cárdenas, Carmen Molina, Ramón Bugarini, Miguel Angel Ferriz, Jorge Yerye Beirute, José Luis Jiménez, Manuel Zozaya, Judith R. Azcarraga, Lola Casanova, Emilio Garibay, Felipe de Flores y José Pardave. Esta película se rodó en los estudios América con escenografía de Arcadi Artis Gener y Fernando Solorzano a partir del 24 de Enero de 1962.