El Hombre que Logró ser Invisible

Alfredo B. Crevenna
El Hombre que Logró ser Invisible.
Cinematográfica Calderón
México, 1957.

El ingeniero Carlos va a casarse con Beatriz pero es condenado a treinta años de prisión acusado falsamente de matar a su socio Enrique. Escapa haciéndose invisible con un suero que inventó su hermano, el sabio Luis. José, un excompañero del ingeniero, roba la fabrica que administra y mata al velador. Invisible, el ingeniero ve todo y comprueba que el ladrón es complice del dueño, el padre de Beatriz, que fue quien mató al socio. Un comandante de policía deduce la invisibilidad de Carlos y lo ataca con gases pero él escapa cargando a Beatriz y obliga al dueño y al cómplice a escribir sus confesiones. Ellos se matan entre sí. El ingeniero enloquece y menza con envenenar el agua de la ciudad. Su hemano le quita el veneno pero muere por las balas que la policía dispara al ingeniero. Este es herido y muere también.

Se estrenó el 12 de Noviembre de 1958 en el Palacio Chino. Fue producida por Guillermo Calderón de Cinematográfica Calderón. El guión es de Julio Alejandro y Alfredo Salazar. Con fotografía de Raúl Martínez Solares y Cirilo Rodríguez como operador de cámara, trucos fotográficos de Raúl Martínez Solares, trucos de laboratorio de Jorge Benavides, trucos mecánicos de León Ortega, música de Antonio Díaz Conde y edición de Jorge Bustos. Aparecen en el reparto: Arturo de Córdoba, Ana Luisa Peluffo, Raúl Meraz, Augusto Benedico, Nestor Barbosa, Jorge Mondragón, Roberto G. Rivera, José Chávez Trowe, Enrique Díaz Indiano, Emilio Garibay, Héctor Gómez, Manuel Donde, Carlos Robles Gil, Raúl Guerrero y Salvador Lozano. Esta película se rodó en Estudios San Angel con escenografía de Javier Torres Torija y decoración de Pablo Galván y en locaciones de Ciudad de México (Coyoacán y otros) durante el mes de Diciembre de 1957. Tiene una duración de 95 minutos.