Esos Desconocidos

Por: Francisco Calleja

La ciencia ficción mexicana se empezó a fortalecer hace relativamente poco tiempo y gracias a investigadores, escritores y entusiastas de este género se ha podido conformar un registro de las obras artísticas emparentadas con la ficción científica.

El esfuerzo por tener un registro de la producción nacional cienciaficcionera se mantiene vivo, pero aún permanecen muchos libros perdidos en la anonimato. A continuación comento algunos de los libros descubiertos recientemente por el que esto escribe:

1. Los amantes de la nueva metrópolis (Plaza y Valdés, 1992) escrita por Alberto Zuckerman (D.F., 1946). Esconderse de las autoridades para ver a su pareja, revisar expedientes de ciudadanos para encontrar disidentes y añorar el cine italiano son las actividades de Baxter ( y son el prototipo de ciudadanía de la Metrópolis, en el caso de su novia, Karen, sólo cambia el hecho de que es enfermera en lugar de delatora), el protagonista de esta novela. En Los amantes... el ciudadano se encuentra en constante vigilancia, sus conversaciones son grabadas y sus movimientos son filmados, generando expedientes que son revisados por un grupo de analistas que buscan a detractores del actual gobierno. Además de la represión gubernamental la pareja protagonista es separada por supuestas necesidades laborales. Karen se ve acosada por el sistema e incluso acusada de disidente. En su nueva asignación, Baxter, logra hacer amistad con un personaje aparentemente importante, pero ahora queda el reto más importante: ¿luchar contra la supresión de credo e ideas, o vivir pacifica y pasivamente? Con algunas referencias a la música jazz, Zuckerman nos conduce a través de esta historia, que sin salir de la medianía en cuanto historia y herramientas narrativas permite una lectura razonablemente fluida.

2. Oniria (1989) escrita por Arnulfo Rubio (Michoacán, 1953). La reunión de representantes de los sectores sociales, dominantes en un futuro cercano conspiran en contra del actual dirigente del país Oniria. Los choferes irrebasables, las oficinistas, los proletarios, las vendedoras de placer, son representados por peculiares personajes que plantean una estrategia inteligente y decentemente trazada por el autor michoacano. El planeta se encuentra en la fase terminal del desastre ecológico, prácticamente los único que sobrevive es el ser humano y el perro. Los habitantes de Oniria tienen que extremar sus precauciones para moverse en la calle y, tal vez, cargar con armas de alto poder. El ser humano empieza a emigrar a otro planetas, pero esto no es más que el contexto. El Único controla a Oniria apoyado por los Ejecutantes, la sociedad esta adormecida por el Ojo Mágico que sólo transmite lo conveniente para el Único. La prosa de Rubio es adecuada y amena mostrando oficio y conocimiento de la labor literaria, por otra parte, la historia es sencilla, pero buena y merece una revaloración dentro del ámbito de la ciencia ficción mexicana.

3. El proyecto Supermán y otros cuentos (UAM Azcapotzalco, 1989) escrita por Juan José Morales. En esta antología de autor se visitan lugares comunes de la ciencia ficción con algunos ligeros toques graciosos que mexicanizan las temáticas de ficción científica. La eliminación de unos visitantes por unos “civilizados” policías muy mexicanos (donde se recuerda el estilo de Héctor Chavarría), un juego temporal, el tema de la invisibilidad y el periodismo en el futuro son los temas abordados por el autor en esta antología, aunado al tema de la máquina militar perfecta en el cuento principal El proyecto de Supermán.

4. La voz de la sangre (Instituto Mexiquense de Cultura, 1990) escrita por Gabriela Rábago Palafox. Este libro es una antología de autor donde aunado a los cuentos relacionados con el vampirismo, se encuentra el cuento Germánica que relata una abducción.

5. Los gormondios de Marfesia (Jus, 1978), De dulce, de chile y de manteca (Jus, 1982), El libro de las tragedias (Jus, 1972), El libro de las comedias (Jus, 1972), Lecturas para consultorio (Panorama, 1988), Ni todo lo bueno ni todo lo malo, sino todo lo contrario (Jus, 1982), y Episodios nacionales en salsa verde (Jus, 1970) escritos por Marco A. Almazán Libros donde la imaginación de Almazán se permite ciertas incursiones en el campo de la ciencia ficción con su acostumbrado tono irónico y crítico, incluyendo desde extraterrestres femeninos hasta los problemas de un poderoso programa espacial mexicano.

6. La nave y otros relatos (Hobbiton Ediciones, 1999) escrito por Aquiles Cantarell Martínez (Campeche, 1959). Los cuentos de ciencia ficción de esta antología de autor se caracteriza por la crítica ecológica, y por cuentos con tratamiento cercano a la fábula. Sin ser un libro grandioso tiene algunos momentos dignos de recordarse con el desequilibrio económico mundial debido a los favores de los seres de fantasía hacia los alumnos y el extraño culto en un lejano planeta basado en el sagrado libro: Manual de Carre..o.

No hay que olvidar el hallazgo de Miguel Angel Fernández de la obra Nueva Utopía de René Avilés Fabila (El Caballito, 1973).